El proyecto

El proyecto “Silent Specific” viene de un caprichoso ajuste de sonido del muy manoseado término “site specific”. En este caso, site es sustituido por una ausencia de obra in situ, una suerte de grito mudo o “gesto silente”. Podríamos verlo también como una parodia del propio término al que hace referencia, al intentar generar “intervenciones públicas en el espacio virtual”. En esta paradójica intención, los conceptos de emplazamiento, discurso y sumersión se establecerían desde una lejanía de tiempo y espacio.
Sentimos la necesidad de redireccionar la emisión critica a través de las nuevas plataformas de visualización online y las redes sociales que más nos favorecen. De ahí mi invitación a retomar una vez más el escenario público desde esa otra faceta que es lo medial, como contexto simbólico de enunciación. En otras palabras, “Silent Specific” pretende inducirles a reinventar las nociones que distinguen las intervenciones de lugar, declarando una nueva zona de mediación pública y aspirando a que sea una suerte de “cruzada virtual”; un grito colectivo que exprese el sentimiento multigeneracional de la nación, que pulse las arterias del padecer en la punta de lo actual, y que publique con un arte de elípticas inteligencias nuestros desacuerdos, aspiraciones, nuestro llamado de atención a la equidad y nuestra protesta contra la mediocridad y la injusticia.
Se trata de reactivar el espíritu intervencionista de los integrantes de las sucesivas “Pragmáticas” y sumar a otros artistas que han permanecido alrededor de su órbita.
“Silent Specific” los invita a soñar y a concebir instalaciones, vallas, grafitis, pinturas murales, proyecciones de video, y todas las posibilidades visuales que este ejercicio pueda generar.
Las obras deben concebirse desde un emplazamiento ideal, escogiendo zonas de la ciudad de La Habana o del territorio nacional que ofrezcan un potencial lingüístico eficaz. Los sitios de emplazamiento que seleccionen serán captados por un fotógrafo profesional y montadas en 3D con el soporte de un diseñador especializado a través de renders sobre las imágenes fotografiadas. Será preciso y necesario la intercomunicación entre autores y este equipo técnico. También los autores podrán realizar su propio montaje en caso que así lo desearan.